Diversidad

La diversidad nos enriquece a todos: culturas, lenguas, sentimientos…, engloban características propias y diferencias que son en sí mismas valiosas y únicas. La educación contribuye a formar personas abiertas al encuentro y a la integración de una sociedad plural.

Ilustración literatura Ana Penyas

Ilustración de Ana Penyas cedida para el 80 aniversario de SM.

 

La belleza de la tierra rezuma de su diversidad, desde la sutil diferencia de los pétalos de las orquídeas hasta los miles de especies animales que despliegan armonía y misterios inacabados. Comienzo por la naturaleza porque no es posible no maravillarse ante la secreta resistencia de los bosques, el intenso silencio de los glaciares, el fugitivo destello del colibrí. Y porque el concepto diversidad en la cultura implica una mirada no simétrica. Si a alguien consideramos diverso, lo hacemos con una mirada centrada en nosotros. No en el otro, en su cosmovisión, en su historia, en su circunstancia. Resulta extraña su forma de vivir, desconocemos razones que mueven su cotidianidad, y ese desconocimiento motiva a veces presunciones negativas. Insistimos en reflexionar sobre la diversidad porque nos duele un mundo que discrimina y descalifica lo diferente: etnias, culturas, lenguas, identidades sexuales, y, deliberada o solapadamente, a la pobreza.

Una familia pobre suma a su problemática la casi imposibilidad de modificar su situación por innumerables obstáculos que se le presentan, por un entramado de gestos y situaciones que contribuyen a invisibilizarla o a estigmatizarla. Hay muros para ocultar asentamientos, lugares cercados para evitar cercanías no deseadas, múltiples maneras de soslayar su existencia, de negar sus derechos. Si bien la responsabilidad primordial es de los Estados, hay también responsabilidad en cada uno, en la familia, en las instituciones educativas.

En la primera infancia los encuentros con los demás surgen con la naturalidad que da estar estrenando el mundo. Sin embargo, a medida que niños y niñas crecen, suelen impregnarse con lo que es frecuente entre los adultos: la concepción del otro como portador de una individualidad amenazante.

Los que escribimos literatura para niños solemos soñar lectores capaces de tripular el imaginario de una historia, de contemplar el ramaje de las enredaderas que acercan el cielo al patio de una casa, de seguir la aventura de un caracol sobre una piedra donde sueña el musgo. Soñamos también que los que son capaces de percibir estas pequeñas señales que da la vida, den con su fondo de luminosa sensibilidad, con ese territorio inicial donde el otro siempre podía ser un amigo.

Por María Cristina Ramos.

MUÉVETE HACIA ABAJO
Premio Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos “Óscar Arnulfo Romero
Fundación SM & Organización de Estados Iberoamericanos

La Fundación SM se mueve por la #diversidad

Premio Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos “Óscar Arnulfo Romero”

La Fundación SM apuesta por su compromiso en la defensa y promoción de los derechos humanos a través de la educación. Por ello organiza, junto a la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) , el Premio Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos “Óscar Arnulfo Romero”

Con este premio, ambas organizaciones buscan reconocer el trabajo de instituciones que actúan de forma ejemplar en la defensa y promoción de los derechos humanos a través de la educación y la pedagogía mediante programas para erradicar la discriminación de otros grupos culturales, minoritarios, o discapacidad; programas a favor de la paz, de la libertad de pensamiento, del bienestar social y cultural; programas que mejoran el bienestar social y cultural; programas de sensibilización y conocimiento de los derechos humanos…

La diversidad para SM

El diccionario recoge el término diversidad como ‘abundancia, gran cantidad de varias cosas distintas’. Un valor que queremos potenciar en SM de manera continua en nuestro horizonte mental. Siguiendo nuestro Proyecto Educativo, la educación es el “motor al que tienen derecho todas las personas, se promociona la equidad y se evita todo tipo de discriminación”.

Asimismo, en dicho documento podemos leer: “Nuestras propuestas didácticas ofrecen una dimensión universal integrada en cada cultura local, porque entendemos que el germen de ese universal en el que toda la humanidad se puede encontrar reside en lo particular y nos exige encontrar formas de convivencia que armonicen lo particular con lo universal. Queremos educar en la capacidad de habitar cordialmente en esta humanidad”.

Ejemplo de este compromiso son estos dos proyectos: Educación Matemática intercultural para todos y todas de Chile, que busca generar espacios de difusión y análisis de buenas prácticas dentro del campo de la educación matemática intercultural, basado en el conocimiento y técnicas de sus pueblos originarios; y Vida sobre el Ozama, que surge para contribuir a la transformación social y económica de las personas que habitan en los alrededores del río Ozama en República Dominicana.

Ilustración diversidad